Nos hemos movido bastante rápido a través de algunos pasajes difíciles. Algunas personas pueden sentir que se les ha pedido que crean demasiado y demasiado rápido. Para hacer que el texto se lea más fluidamente, a menudo hemos declarado como hecho lo que técnicamente es solo "teoría". Y, algunas de las teorías se han basado en la premisa de que una teoría previa es correcta.

Parte de esta confianza proviene de la familiaridad con otros pasajes que apoyan fuertemente los puntos principales de la teoría. Pero, hay una tendencia para cualquier teórico de ver las cosas que apoyan su teoría, mientras pasa por alto las cosas que podrían desafiarla. Por lo tanto, este capítulo es para tomar una pausa para considerar algunos de los puntos débiles de las teorías que se han presentado hasta ahora. Aun así, en algunos casos, presentaremos contraargumentos para defender nuestra posición.

El argumento más universal es que las profecías no dicen nada sobre el futuro que no sepamos ya. Este es el enfoque adoptado por la mayoría de los teólogos "respetados". Hablan de todos los milagros, de Dios, de todas las interpretaciones de la profecía con una especie de distancia intelectual que implica que incluso la fe misma es solo un fenómeno sociológico (o psicológico) que puede ser diseccionado y discutido. Hacen un gran esfuerzo para convencerse de que no existe lo sobrenatural, excepto en las mentes débiles de individuos menores que ellos. No podemos aceptar este enfoque carente de fe.

Hay una historia sobre un trabajador que trabajaba en un seminario que decía "¡Alabado sea el Señor!" una y otra vez para sí mismo, mientras trabajaba cavando una zanja en el campus. Un estudiante de teología observó esto y le pidió que le explicara por qué estaba tan emocionado. El trabajador, sin educación, dijo que simplemente estaba pensando en cómo Dios separó el Mar Rojo y permitió que los hijos de Israel lo atravesaran en tierra firme.

El estudiante del seminario decidió iluminar al pobre hombre: "No era realmente el Mar Rojo", explicó. "Creemos que en realidad era el Mar de Cañas, que es un tramo pantanoso de tierra que solo está cubierto por unas dieciocho pulgadas de agua".

"¡Bueno, alabado sea el Señor! ¡Eso es aún más asombroso!" exclamó el trabajador.

"¿Y qué tiene de asombroso eso?" preguntó el aspirante a teólogo.

"¡Es increíble cómo el Señor pudo ahogar a todos los ejércitos del faraón en solo dieciocho pulgadas de agua!" él respondió, con una gran sonrisa en su rostro.

Los teólogos se enfrentan a un problema similar cuando se trata de la profecía bíblica. El Libro de Daniel afirma que fue escrito durante la época del Imperio Babilónico y el comienzo del Imperio Medo-Persa. No hay evidencia que sugiera que este no fuera el caso, excepto por el hecho de que predice el Imperio Griego por su nombre. Solo por eso, los expertos (incrédulos) han tenido que decir que debe haber sido escrito durante la época del Imperio Griego.

El hecho de que predice el año en que Jesucristo fue crucificado (ver el artículo 'Las Setenta Semanas') también debería obligarlos a decir que debe haber sido escrito durante la época del Imperio Romano. Sin embargo, saben que esto no es cierto, por lo que ignoran en gran medida la profecía sobre la muerte de Cristo. Los teólogos "expertos" rara vez expresan una creencia abierta en esto, o en cualquier otra cosa que sea sobrenatural. Saben que, entre sus colegas, esa fe se menosprecia. Lo políticamente correcto es “racionalizar” todos los milagros.

Un problema similar confronta a los escépticos con respecto a las profecías acerca de “La Marca de la Bestia”, en el Nuevo Testamento. Cada vez es más difícil para las personas disputar su precisión a medida que ven que lo que fue predicho está, de hecho, ocurriendo en el mundo en la actualidad. Lo que se dijo que sucedería va a suceder, tal como se dice en la Biblia que sucedería. Por lo tanto, ahora las personas admiten abiertamente que no les importa si es verdad o no, porque no tienen interés en obedecer a Dios si hacer esto probablemente les cause alguna molestia. ¡La misma generación malvada que pide que se les muestren milagros, todavía se niega a cambiar cuando los ven!

Ciertamente, hay aspectos no milagrosos de la profecía que simplemente establecen verdades universales; pero también hay aspectos que predicen con precisión el futuro; y ambos necesitan ser considerados en conjunto para llegar a la verdad más completa.

Hay otros que estarían en desacuerdo con nosotros porque interpretan símbolos en El Apocalipsis como representando a otros eventos distintos a los que hemos descrito. Muchos dicen que las cosas descritas en El Apocalipsis ya han sucedido en varios momentos a lo largo de la historia. La erupción de la isla de Krakatoa (en el siglo 19), por ejemplo, se ve como la montaña que cayó al mar, con cenizas y humo soplando alrededor del mundo y haciendo que el sol parezca rojo en medio del día. Dicen que las ejecuciones en masa de hombres como Hitler y Stalin representan la Gran Tribulación. Y así sucesivamente, con otros incidentes a lo largo de la historia.

Pero todas estas teorías carecen de la cohesión que poseían las profecías originales. No fueron una lista de eventos aislados que pueden o no suceder en cualquier momento. Formaban parte de una descripción muy específica de un período de tiempo muy específico inmediatamente anterior al regreso de Jesucristo a la tierra. Se han dado medidas para ese período de tiempo (en días, meses y años), y todas equivalen a tres años y medio. Si bien es cierto que las personas se han enfrentado a grandes problemas de un tipo u otro a lo largo de la historia, y si bien es cierto que La Revelación ofrece esperanza a todas las personas de todas las épocas, todavía creemos que cualquiera que tome en serio lo que realmente dice, debe ponerse de acuerdo de que, en última instancia, se refiere a eventos específicos que están relacionados entre sí durante un período de tiempo específico, y que estos eventos aún no han sucedido.

Hay otro grupo de personas que está de acuerdo con nosotros acerca de que la Revelación predice cosas que están por venir; pero creen que los símbolos se relacionan con otros grupos y otras personas diferentes a lo que hemos mencionado (por ejemplo, la Unión Europea en lugar de las Naciones Unidas o el Papa en lugar de un líder político). No tenemos problemas serios con estas diferencias, porque creemos que hay algo de verdad en la mayoría de ellas. Lo que cada uno de nosotros está diciendo es que hay un movimiento constante hacia un único poder mundial, que eventualmente será utilizado por el Diablo para perseguir al pueblo de Dios.

Sin embargo, a menos que cada uno de nosotros mantenga una mente abierta a medida que progresan las cosas, aun podríamos cegarnos por nuestras diversas teorías y perdernos la verdad de lo que realmente está sucediendo. Las personas que se suscriben a las teorías de conspiración a menudo se han encargado de organizar campañas políticas contra aquellos a quienes consideran anticristos, y al hacerlo, corren el riesgo de convertirse en anticristos ellos mismos. Es esta tendencia la que ha dado al tema de la profecía de los últimos tiempos una tan mala reputación para empezar.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día es probablemente la organización más grande que hoy predica la profecía bíblica. Ven casi todo en la Biblia como una advertencia contra el Catolicismo, con una referencia (es decir, el Falso Profeta) al protestantismo.

Durante años han enseñado que la adoración en el día domingo es “La Marca de la Bestia”, y que todo lo que la gente necesita hacer es adorar el sábado (y presumiblemente abstenerse de cualquier tipo de adoración el domingo) para estar bien. Este enfoque ha cegado a muchos de ellos a los mismos pecados en su propia organización que han sido las fuentes de error espiritual de los demás. Pero aparte de las diferencias generales entre nuestro enfoque y otros enfoques, también hay puntos débiles específicos en nuestra teoría que deben abordarse.

El primer punto débil es que hemos estado hablando de imperios "mundiales" como si África, Australia, Sudamérica y gran parte de Asia no existieran en la época de los Imperios Persa, Griego y Romano. La razón de esto es que la Biblia está escrita desde la perspectiva de que Medio Oriente es el centro del mundo. (Ciertamente fue el cruce del comercio mundial en la época de Cristo). La Biblia supone más o menos que cualquiera que controle el Medio Oriente, controla el mundo. Aunque el comercio mundial ya no está controlado por las rutas de caravanas a través del Medio Oriente, o incluso por el Canal de Suez, es interesante que el Medio Oriente aun continúe desempeñando un papel tan importante en la política mundial actual.

Aceptamos el hecho de que ningún imperio anterior ha controlado a todos y cada uno de los países en el mundo. Pero estamos sugiriendo que el imperio mundial final ejercerá el control sobre todo el planeta. Y el imperio final es el más importante en el mundo actual. Puede ser que haya profecías similares que se originaron en otros continentes; y de ser así, eso sería un estudio interesante en sí mismo. Pero nuestro énfasis ha estado en la tradición en la que nació Jesucristo. Creemos que las profecías son válidas y consistentes dentro de ese contexto.

Debemos confesar que hay una profecía que no encaja bien con nuestra teoría sobre las diversas naciones en el Consejo de Seguridad de la ONU. Es la parte de la profecía que se refiere al Anticristo "sometiendo" a tres reyes (o “cuernos”). Suena como que los tres reyes que están sometidos son parte de un cuerpo que contiene solo diez miembros (Daniel 7:8). Se obtiene una imágen de siete "cuernos" remanentes (o tal vez nueve, si solo América es destruida) cuando la acción ya se ha completado.

En un esfuerzo confesado para hacer que nuestra teoría se ajuste a la composición actual del Consejo de Seguridad (que tiene 15 miembros), hemos argumentado que el gobierno del Anticristo puede usar el apoyo de los diez miembros rotativos para someter a tres de los cinco miembros permanentes (en lugar de tres de los diez miembros rotativos), después de lo cual el Anticristo podrá controlar a los diez miembros rotativos.

Esto es totalmente consistente con Apocalipsis 17:16, donde se describe que los diez "cuernos" ayudan a la Bestia a destruir a algún otro poder. Incluso pasajes como Daniel 7:24 están escritos de tal manera que indican que los tres reyes (o reinos) que están sometidos pueden estar bastante separados de los diez reyes descritos anteriormente.

Sin embargo, también nos hemos tomado la licencia para:

(a) Referirnos al animal descrito como "leopardo" en la Biblia como "pantera";

(b) Atribuir la pantera a los paises en desarollo en su conjunto;

(c) Referirnos a los miembros rotativos del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas como si fueran todos miembros de paises en desarollo.

Una pantera es una variedad de leopardo, es decir, un leopardo negro. Pero cuando la mayoría de la gente piensa en un leopardo, piensa en el leopardo manchado (Véase Jeremías 13:23). El argumento no es que hayamos sustituido un animal diferente por el descrito, sino que hemos limitado la descripción a una variedad particular, es decir, el leopardo negro. Y eso nos lleva a la segunda crítica mencionada anteriormente:

Nos hemos tomado la libertad de usar la pantera (o leopardo) como símbolo de los paises en desarollo. Realmente no hay ningún animal oficial que represente esos paises. Hemos sugerido a la pantera porque era el símbolo oficial del movimiento del Poder Negro. El Poder Negro tiene un atractivo universal para las personas con piel oscura. Por supuesto, los paises en desarollo también incluye a personas con piel amarilla y roja; pero comparten un problema común de privación de derechos políticos, o exclusión, que el movimiento del Poder Negro aborda. Un leopardo es una descripción más amplia del mismo animal que ha sido adoptado por militantes negros, y podría ser más apropiado. Sin embargo, el hecho de que el leopardo no sea un símbolo oficial de los paises en desarollo sigue siendo un argumento válido contra nuestra teoría.

Finalmente, existe el argumento que no todos los países que son elegibles para posiciones periódicas en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas podrían describirse oficialmente como paises en desarollo. Europa en su conjunto se divide tradicionalmente entre Oriente y Occidente, los que se identificaron con Rusia y el comunismo y los que se identificaron con los paises occidentales y el capitalismo.

Pero, la definición de esas divisiones políticas no es necesariamente la misma que la definición profética.

Entonces, lo que tenemos (si el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es el cuerpo mencionado en esta profecía) es un leopardo que representa a todos los países de las Naciones Unidas aparte de los representados por el águila, el león, el dragón, el oso y otro país que eventualmente será sometido (es decir, Francia). El leopardo no es el símbolo oficial de esos países hoy; pero tampoco hay otro símbolo que necesariamente contradiga esta teoría. Podría ser que, eventualmente, el leopardo sea adoptado como tal símbolo, siempre y cuando tal grupo de naciones se convierta en una fuerza reconocible en el mundo.

Luego está Francia, el quinto miembro permanente del Consejo de Seguridad. El símbolo de Francia es el gallo. No encontramos mención de un gallo en ninguna profecía. Pero, no se dice casi nada acerca de la tercera nación que es sometida. Seamos sinceros; el poder y la presencia del Reino Unido en el Consejo de Seguridad, se deben principalmente a su relación especial con Estados Unidos. Francia tampoco está allí porque esté al mismo nivel que Estados Unidos o Rusia. Francia representa un voto a favor de Occidente y poco más. Y la importancia de Francia, sin duda sería "sometida" si/cuando Estados Unidos cayera, y Rusia se hiciera cargo.

Recordemos lo que Daniel dijo sobre el león en su visión: "Yo estaba mirando hasta que sus alas [del águila] fueron arrancadas, y fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre, y le fue dado corazón de hombre" (Daniel 7:4). En otras palabras, cuando América haya sido destruida, el Reino Unido dejará de ser un reino. Los británicos (y los australianos también) solo serán súbditos leales del nuevo Emperador.

Pero ¡espera un minuto! Mira nuevamente al leopardo en la visión de Daniel. ¿Qué es lo que hay en la espalda del leopardo? ¡Las "alas de un ave"! (Daniel 7:6). Entonces Francia sí recibe una mención después de todo. Pero la mención es solo que Francia, como Australia, y todo el resto del mundo, será solo un apéndice en la parte posterior del leopardo después de que se le haya dado "dominio".

Hay muchas otras quejas que las personas pueden hacer sobre las teorías presentadas en este libro. Pero, la conclusión es que lo que hemos dicho aquí es un intento honesto de comprender exactamente lo que dice la profecía bíblica. La honestidad conducirá a la verdad de manera más confiable y consistente en la profecía bíblica que cualquier otra cosa.

Estamos abiertos y, de hecho, muy interesados en escuchar información que corrija los errores en nuestra interpretación. Y creemos que es nuestra apertura la que nos ha conducido a nuestro nivel actual de comprensión. Es probable que nuestra interpretación cambie un poco en los próximos años, a medida que las cosas se hagan más claras. Nuestro compromiso no es con una teoría, ni con trucos ni sensacionalismos, sino con una comprensión honesta de cómo Dios ve las cosas en el mundo de hoy. Si otros con una perspectiva diferente comparten el mismo compromiso, entonces todos deberíamos acercarnos más a medida que se desarrollen las circunstancias en los años venideros.

Después de haber proporcionado un breve resúmen (en “La Línea de Tiempo”) de los eventos que hemos descrito hasta ahora, pasaremos a un estudio del período conocido como “La Ira”, cuando las Siete Copas se derramarán en la tierra. Debido a que esta parte de la profecía se lleva a cabo después del regreso de Cristo, sentimos menos necesidad de comprenderla perfectamente, por lo que solo la abordaremos brevemente. Sin embargo, aún vale la pena mencionar el significado espiritual de lo que sucede en ese momento.


Otros Artículos de Interés


Para participar en los comentarios, necesitas conectarte a tu cuenta en:
https://www.comovivirporfe.com/login777